Riesgos del consumo excesivo de sal

Riesgos del consumo excesivo de sal

La Organización Mundial de la Salud (OMS) lleva años advirtiendo a la mayoría de la población el riesgo que se corre si se duplica la ingesta recomendada de sal y ese elevado consumo.

Sumado a una absorción insuficiente de potasio (menos de 3,5 gramos por día) contribuyen a la hipertensión arterial y aumentan el riesgo de cardiopatía y accidente cerebrovascular.

Según la OMS ese nivel es tomar como máximo 2 gramos de sodio al día, el equivalente a 5 gramos de sal diarios. Así contribuiríamos a combatir los peligros de la sal, logrando disminuir la tensión arterial y el riesgo de enfermedad cardiovascular, accidente cerebrovascular e infarto de miocardio.

Por eso la organización ha acordado reducir en un 30% el consumo de sal de la población mundial en los próximos cinco años.

¿Qué es lo que hace que la sal sea tan nociva para el organismo? la respuesta de los expertos es que la sal guarda una relación lineal con nuestra presión arterial, lo que quiere decir que cuanta más sal consumimos, más aumenta nuestra tensión.

Y al ser la hipertensión uno de los principales factores de riesgo cardiovascular, el control del consumo es esencial. Porque afortunadamente se trata de un factor de riesgo que podemos controlar: al igual que podemos dejar de fumar o controlar la grasa de las comidas para mejorar nuestros niveles de colesterol, reducir la cantidad de sal que tomamos está en nuestras manos.


¿Necesitas ayuda? Habla con Nosotros